Leyenda quiteña | La olla del Panecillo

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Leyendas del ecuador

En la época en que los habitantes de Quito, poseían grandes haciendas y la ciudad aún mantenía hermosos espacios verdes, mucha gente pobre, salía con sus animalitos para buscar un sitio verde donde hacerlos pastar. Una de esas personas, era una mujer, que tenía una vaca y cada día subía hasta la cima del Panecillo, para que su animalito pudiera alimentarse. Mientras la vaquita, comía, la señora, aprovechaba el tiempo recogiendo leña para llevarla a su casa y poder cocinar y mantener a su familia abrigada.

En una ocasión, la mujer se dirigió como de costumbre al Panecillo, pero después de ir por leña, cuando volvió a ver a su vaquita, ya no la encontró. Con gran preocupación, se puso a buscar al animal, pero no la encontraba por ningún lugar.

Las horas pasaron, pero no podía localizar a la vaquita. Así que decidió, bajar a lo profundo de la olla del Panecillo, a pesar de que sentía mucho temor, necesitaba encontrar a la vaca que era el sustento de ella y de su familia.

Una sorpresa en la olla del Panecillo

Cuando estuvo en el centro de la olla, quedó totalmente impresionada, al ver que era la entrada de un maravilloso castillo, el cual estaba lujosamente decorado. Una hermosa princesa indígena, se encontraba sentada en un bellísimo trono, al ver a la humilde mujer, le preguntó, qué le traía hasta su palacio.

– ¡No puedo encontrar a mi vaca! Si la pierdo mi familia y yo, quedaremos en la más grande pobreza. – respondió la señora con mucha tristeza.

La hermosa princesa, vio que la mujer era sincera y para calmar su sufrimiento le hizo un espléndido obsequio. Le entregó una mazorca y un ladrillo de oro, además le explicó que no debía preocuparse, porque su vaca se encontraba a salvo.

La señora, estaba muy agradecida y se fue muy contenta; cuando salió de la olla, encontró a su vaquita.

– ¡Mi vaca, está aquí! – exclamó con alegría,
La mujer volvió a su hogar con su vaquita y los regalos de la princesa, que permitieron que ella y su familia vivan felices.

Video de la Leyenda «La olla del panecillo»

Tomado del canal de youtube Ecuavisa

Mapa de ubicación de la olla del Panecillo en el centro histórico de Quito