La ciudad de Quito fue el primer Patrimonio Cultural de la Humanidad declarado por la UNESCO en 1978.  Su centro histórico cuenta con museos, centros culturales, iglesias, conventos, y teatros  que son una magnífica atracción para quienes aman el arte.

Una buena manera de conocer el patrimonio cultural de Quito, es recorrer sus calles que tienen olor a historia y tradición.

Una de las más tradicionales paradas de los turistas en la ciudad de Quito es la Plaza de la Independencia o Plaza Grande, este lugar posee interesantes atractivos y guarda muchos hechos históricos que fueron esculpiendo la historia misma, de todo el país.

Plaza de la Independencia desde un drone

 Monumento a la Independencia

Es también conocido como el monumento a los héroes del 10 de agosto de 1809;  con esta escultura se quiso conmemorar el Primer grito de la independencia hispanoamericana.

El monumento dedicado a  la Independencia, se comenzó a crear  en Italia, a través  de cartas y fotografías, cada piezas se elaboraba primero en  yeso para después fundirla en bronce. Cuando la magistral obra finalizó, fue necesario traerla  desde Génova en barco, hasta la ciudad de Guayaquil. Finalmente se la transporto vía férrea y a lomo de animales de carga hasta  Quito.

 Palacio de Carondelet

Esta construcción histórica es el lugar de trabajo del Presidente de la República. Desde el año 2007, el Presidente Constitucional de la República del Ecuador en una decisión inédita, abre las puertas del Palacio de Carondelet para visitas guiadas.

Durante este recorrido,  los visitantes  podrán conocer el Salón de Presidentes, el Salón de Banquetes, el Oratorio, el Salón de Gabinete, y puede disfrutar de la exposición permanente de los obsequios entregados al primer mandatario, que son parte del patrimonio de este lugar histórico.

 Palacio Arzobispal

Es la sede de la autoridad religiosa y  el lugar de residencia del Obispo desde el siglo XVI. Actualmente alrededor de los patios interiores, se puede encontrar restaurantes, cafeterías, tiendas de artesanías y  galerías.

Iglesia de La Catedral

Este es uno de los primeros templos de la ciudad, construido en el siglo XVI, guarda entre sus muros, maravillosas obras de arte religioso, como “La sábana santa” del legendario artista quiteño “Caspicara”.

Es el lugar de la conocida leyenda del Gallito de La Catedral

Don Ramón Ayala y Sandoval, era un hombre muy adinerado, que se dedicaba a la buena vida. Pero, después de sus borracheras, pasaba por la Plaza Grande y se enfrentaba al gallito de la Catedral. VER ARTÍCULO COMPLETO